Lindsay es una de las 8 de cada 100,000 personas que nacen con AME (Atrofia Muscular Espinal), nunca pudo gatear o caminar. Desde los dos años aprendió a manejar su silla de ruedas que le permite ir a todos lados.

Lindsay dice, que es muy afortunada de tener un hermano mayor como Trenton. Él no ve la diferencia entre su hermana y el resto de la sociedad. Siempre está dispuesto a ayudarla con sus cosas y apoyarla cada año para recolectar fondos. Aunque tenga esta incapacidad, viven sus mejores momentos juntos. Han encontrado la forma para vencer las barreras.

Mucha fuerza y bendiciones para ambos. ¡Adelante!.